jueves, 24 de noviembre de 2011

Mi nuevo equipo!

Lo sé! suficiente!
Ha pasado mucho tiempo! es hora de reaccionar... algo que odio es que se interpongan cosas en mi camino y desvíen mi curso. Pero ¿qué pasa cuando esas cosas son tan beneficiosas para la misma meta? ¿cómo saco tiempo para todo?
Vuelvo... y no porque se me hayan ido cosas, o porque ya no tenga otras. Vuelvo porque me hace falta expresar la felicidad que hoy siento más allá que a mi espacio inmediatamente cercano. A mucha gente no le importa, a otros cuantos les da igual, y a unos pocos les suena mas no les cambia la vida. Pero a mí me parece una buena rutina.
Hay muchas cosas que han sucedido y las cuales no las hubiera dejado pasar para escribir. Es una lástima no haberlas escrit.... un momento! ¿ y por qué no adelantarme de a pocos? si! me parece una buena idea.
Marchas, leyes, viajes, noticias impactantes en mi vida, el triunfo de Samoa, más y más globalización, proyectos personales avanzando, matan a Gadaffi, uffff estoy muy atrasado! así que voy a intentar algo "llevado" (dijeron por ahí). Va a salir un cuento, donde se unan todos aquellos hechos que afectan y que veo pasar en mi vida. Y pues es un intento piloto, así que puede salir un éxito o un desastre. Sin mas rodeos, aquí va:

Imagen tomada de: http://www.elbrollo.com/

Kahiua es un muchacho, y en estos momentos acaba de cumplir sus 18 años. Le han realizado una gran celebración junto con sus recientes amigos (y digo recientes porque los conoce hace escaso año y dos meses) con todo por lo alto, chicas, mucho alcohol, piscina, comida, músicos en presentaciones y una gran casa lujosa para su disfrute. Kahiua había logrado obtener todo esto por un "golpe de suerte" dicen muchos, o un "milagro" dicen los demás. Algunos años atrás, su padre, don Kaleo, famoso por sus habilidades en la pesca, tuvo la extraña sensación de intentar aquél deporte que veía en su pequeño televisor en ese lejano pueblo donde habitaba. En el último viaje a la capital invirtió en un balón de fútbol y fue la novedad!. Todos querían algo que ver con ese balón y la fiebre del deporte se apoderó de Larhamy. Solo hasta el día en el que el partido que iba ganando despidió el balón por el acantilado que daba al bosque. No contento con ello, don Kaleo saltó las primeras rocas gigantes y todo iba bien, cuando de pronto su pié se hundió con una piedra falsa y cayó estrepitosamente. Pero tranquilos!. don Kaleo hoy está bien, a pesar que no puede volver a jugar con su pierna lastimada. Kahiua logró rescatar el balón unos días después, pero los ánimos y el físico impedían que don Kaleo lo volviera a usar como quería. El padre siempre anhelaba que Kahiua fuera un gran médico y atendiera en su pueblo, pero los precios de la educación no le permitían más que soñar. Marchas se generaron, luchas por deshacer aquella ley que lo impedía no fueron exitosas, y esto acabó con las pocas oportunidades que se pudieron haber presentado. Sin embargo Kahiua tenía una nueva meta: Jugar aquél deporte que acabó con los sueños de su padre. Se adueñó del balón y comenzó a practicar, días, semanas y meses enteros. Alternaba sus prácticas con la pesca que su padre no pudo continuar. Un año después Kahiua recibió de vuelta una carta de la capital donde aceptaron su ingreso a la liga de fútbol de Samoa!. Con turnos extra de pesca, Kahiua había logrado reunir lo de su viaje a la capital. Fue muy triste saber que don Kaleo se alejaría de su hijo, pero a la vez la felicidad invadía el pueblo ya que uno de sus habitantes iría a prácticas en liga profesional (...) pero no todo era como esperaba. En el país vecino, Gadafi era buscado, y entidades internacionales formaban bases militares en su territorio. El deporte redujo sus recursos y Kahiua apenas podía mantenerse alimentado y vestido. El día que Gadafi murió, la fiesta fue nacional, y nuestro protagonista estaba en medio de la celebración, aspirando a volver a ser la estrella que alcanzó a ser (...) hasta que lo logró!, Kahiua estaba en el equipo profesional de su nación!. Llegan las eliminatorias del mundial del 2010 y aunque ningún resultado tuvo la victoria, Kahiua guardaba las esperanzas de llegar a ser el mejor futbolista del mundo!. Su país fue el último de todos los de su región, pero eso no fue suficiente para ahogar sus sueños, así que Kahiua siguió entrenando (...) y en las eliminatorias siguientes, el 23 de noviembre del 2011 lograron su primera victoria!. La gente nunca había estado tan feliz desde la muerte de aquel tirano que les arrebataba la paz. Samoa había ganado su primer partido a nivel internacional! (...) De pronto, Kaihua recibe la segunda carta de su vida. El equipo profesional de los Rangers de Escocia estaba interesado en sus habilidades!. El viaje no se hizo esperar, y Escocia conocería a uno de sus mejores jugadores en todos los tiempos. Ofertas comenzaron a llegar de grandes equipos como el Milán de Italia y el Chelsea de Inglaterra. No fue difícil para Kahiua decidir, ya que siempre soñó con esa ciudad en medio del agua que veía en las películas. Italia sería su destino, y el Milan también tuvo la suerte de contar con sus habilidades (...) allá conoció a Leilani, una hermosa mujer proveniente de las Filipinas, país vecino de su territorio natal. Las cosas pasaron tan rápido que en menos de 5 meses de estar juntos, Kahiua se entera de una noticia que cambia su vida en absoluto. "Ser padre es una gran responsabilidad" le dijo todo el mundo, pero a Kahiua lo invadía la emoción, ya que aunque no seguía sus planes, era una idea muy interesante y así decidió seguir con su vida junto a la incondicional mujer que lo acompaña. Solo había un pequeño inconveniente. El fútbol no podía seguir siendo parte de su vida. Kahiua se da cuenta que es un negocio temporal, y en el futuro el necesitaría más, así que decide estudiar la medicina que su padre le inculcó, y así regresar a su país, a su pueblo, donde crea la primera institución de salud de un nivel más allá del básico. La envidia no se hace esperar, algunos de sus viejos rivales deportistas no quieren que Kahiua se retire, ya que tienen cuentas personales que arreglar con él (...) "¿dónde está mi hijo?" gritaba desesperada Leilani mientras Kaihua se cogía la cabeza con desespero, tratando de pensar qué pudo haber pasado. Mientras tanto, Matheüs, ex-compañero de equipo y rival de posición jugaba con el pequeño Eleu en el avión que lo alejaba de las rocosas zonas de Samoa. "Si esto no hace volver a Kahiua, nada lo hará" pensaba mientras recibía el balonazo en la cabeza por accidente de Eleu. (...) Kahiua por fin decidió volver a Italia, totalmente destrozado y aún débil de aquellos meses tan difíciles. El primero en recibir a Kahiua fue Matheüs, quién con un abrazo le dijo -"tranquilo amigo que los contactos del equipo te encontrarán a tu hijo". Solo pasaron un par de días para que Eleu apareciera en brazos de una desconocida pidiendo limosna en una de las calles de Venecia. Kahiua tomó esto como una señal de volver a su pasión y no pasó mucho tiempo para que Leilani se uniera a su familia y retomaran la vida que llevaban al conocerse. Matheüs, quien tenía ahora la titularidad en su equipo por encima de Kahiua, aparte de tener siempre la envidia del Samoense, admiraba de una forma sexual a Leilani. El día del cumpleaños número 18 de Kahiua, sin tener control sobre sus acciones, se lanza de forma salvaje encima de Leilani, y en un intento de violación cae encima de la mesa de vidrio que Kahiua recibió de su padre por las victorias obtenidas en la liga de campeones. el vidrio superior al recibir el jugador titular encima se parte en 48 pedazos reconocibles, y uno de ellos se levantó deprisa incrustándose así en el cuerpo de Matheüs, atravesando la boca del estómago y parte del pulmón izquierdo, lo que produce una hemorragia que en 16 minutos y 34 segundos arrebata la vida de la falsa estrella. Kahiua nunca se entera de lo que sucedió minutos antes, y mucho menos del pasado de su hijo. Pero la felicidad no volvió a escapar, una vez cumplidos sus sueños esta se quedó junto a el, su esposa y su hijo, en la tierra donde nació y con aquellos que siempre estuvieron a su lado, sin envidias ni rencores.
----------------------

Esto es un flojo intento de narrar cosas que me han interesado y/o me han sucedido desde que no volví a escribir. No quiere decir que yo sea Kahiua ni mucho menos (con el fútbol la verdad ni voy jaja) pero pues se puede tomar como metáfora, aunque muy certera en algunas de sus partes.
Volviendo al tema inicial, volveré a escribir un poco más seguido, y ahora mi hij@ que viene en camino será una razón más para emocionarme escribiendo estas cosas.
Cabe aclarar que la única fecha completa que coloqué en el cuento nos muestra una verdad, y no está de mas felicitar al último equipo nacional en el ranking de la FIFA por su primera victoria internacional!. Adelante Samoa! nos veremos en el mundial Namekuseí 3024 cuando vuelva a clasificar Colombia, ya que ni las cabezas* de Maturana, Bolillo y Leonel Álvarez estarán al mando de la selección.
También cabe aclarar que Libia no ha estado, ni está y ni estará al lado de Samoa Americana!.

Ahora un extra... jaja la victoria de Samoa Americana!!