jueves, 12 de marzo de 2015

Justicia por nuestras manos!

Me encanta esto!


Estamos perdiendo el miedo, ahora proliferan en internet los videos y las fotos donde la misma gente atrapa las ratas y les aplica justicia con sus propias manos. En Bogotá la gente está reaccionando y el temor que ellos sembraban ahora lo sembraremos nosotros, las ciudadanos de bien.

Todo empezó cuando hace poco vi un video, donde cogieron a un ladrón en Transmilenio:


Con esto la gente empieza a reaccionar, y gracias a la policía y algunos ciudadanos se atrapó el ladrón. Pero ¿qué pasa cuando la policía no está o no hace nada?. Para responder a esto otro video:


Ya  se une la gente y apoya a las víctimas del robo. Hay gente atrás gritando "no le pegue", pero soy de los que pienso que a esas ratas hay que darles duro!. Igual así es que aprenden porque ni con encierro por 24 horas ni con castigos de la justicia colombiana aprenden y esta ciudad es cada vez más insegura.

He participado varias veces en este debate. ¿Acaso usar violencia con violencia no es peor?, ¿Acaso no nos estamos volviendo salvajes?. Por un lado esto es cierto, pero debo decir que estas personas no entienden de otra forma. Si ellos mismos no reciben un castigo que puedan entender no van a cambiar sus hábitos del dinero fácil. Ellos no razonan ni entienden más allá de lo que están acostumbrados a hacer y solo queda el generar miedo entre ellos para acabar con esta situación. Sucedió en Indonesia donde los ladrones inundaban ciudades igual que acá y en unos años todos juntos lograron cambiar esto. Hoy es un país con ciudades seguras y la gente convive con un grado de tranquilidad alto. Algo que aún no alcanzamos en Bogotá. Para ver un castigo en Indonesia otro video:


Para el que no piensa, el mejor castigo es algo que no lo haga pensar. Coger miedo es uno de estos castigos. Sin embargo, aquí entran los derechos humanos, los defensores de la vida, los que dicen que no se merecen esto,  y si regresamos a nuestro estado humano tienen razón. Una vez pase la adrenalina que el rencor y el odio que nos invade en un momento de estos reconozco que podemos cargar con algo de lo que después nos podemos arrepentir. Ojalá no se convierta en un muerto. Pero entonces ¿Qué hacer? ¿Seguir dejando a las ratas libres con sus acciones que nos afectan a diario? ¿Dejamos a la policía este problema? No, no y no! Aquí, con este video hay una propuesta nueva:


Esta la coloco en facebook porque no encontré el video de Youtube. Pero vale la pena verlo. Si no queremos llegar a extremos, si no queremos arrepentirnos, dejemos que la sociedad por lo menos reconozca estas ratas y estas se sientan de lo peor frente a la sociedad. Amarrémolos a un poste, a una reja, a cualquier elemento que los mantenga. Peguemos avisos en su cuerpo que indique qué hizo y sometámolos a una humillación pública ya que a ellos no les importa hacerlo cuando nos quitan las pertenencias y nos hacen daño. Amarrarlos, humillarlos y grabarlos para volverlos virales en un mundo actual virtual nos permitirá saber quiénes son las ratas en esta ciudad mientras llega la policía y los judicializa a su forma. Así salgan libres a las 24 horas, estamos seguros que lo pensarán 2 veces antes de volver a salir a hacer sus males a los demás.

#AmarraHumillayGraba

Si no aprenden a las buenas nos toca aplicar la justicia a nosotros mismos mientras la policía y el distrito en general revisa y mejora los castigos para estos individuos que desestabilizan la sociedad.
¿Estás de acuerdo? Comparte este escrito, activa el hashtag #AmarraHumillayGraba en las redes sociales y comenta estas ideas con todos los que puedas y así cuando veamos a alguien en peligro o nosotros mismos estemos en peligro podamos contar con más gente para atrapar los culpables y corramos menores riesgos de perder nuestras pertenencias y sufrir daños.

Dejo unos videos más de cómo han aplicado esto en otros países:

CHILE

MÉXICO