domingo, 5 de junio de 2011

Reflexión temporal

Tenemos en promedio 75 años para realizar lo que deseamos, pero cada vez deseamos hacer más cosas al punto que ya no sabemos qué es lo que deseamos. La velocidad en la vida es mayor cada vez, y queremos hacer de todo en menos tiempo. Nos desesperamos cuando un computador es del año pasado y se demora mili segundos más que el moderno. Nos desesperamos si el semáforo está en rojo, y apenas cambia a amarillo pitamos como psicópatas al volante. Nos desesperamos si la comida se sirve en 15 minutos, o si el video de YouTube se demora en cargar, o si la pizza no ha llegado en 20 minutos, o si la novia se demora maquillándose, o si se cae la conexión 3 segundos, o si empiezan los comerciales en la televisión, o si el baño está ocupado, o si va a llegar o si no llegará, o que cuánto demorará, o que cuándo terminará de escribir este man!
Lo que no vemos, es que intentando ahorrar tiempo en todos los sentidos estamos desperdiciando las cosas de la vida que nos gustan!. Ya no se disfrutan las caminatas al trabajo porque nos preocupa la hora de llegada. Ya no se disfruta de la música del restaurante porque estamos pensando en la demora al servir. Ya no leemos, porque no hay tiempo para ello, ya no hay nada que esperar! todo es inmediato, y si no lo es entonces nos quejamos en ese tiempo.


Es bueno respirar, suspirar, y darse cuenta de ello. Es interesante lo mucho que puedes ver y sentir en las 3 cuadras que hay de tu casa a la tienda. Es fácil si te sales de la rutina y los relojes infinitos, y es mucho mejor cuando no te preocupa lo preocupante que es preocuparse.
Y yo... aveces me dejo llevar por esta rutina, tanto que no me doy cuenta de lo que pasa a mi alrededor, tanto que "no me queda tiempo" para escribir o tomar una fotografía. Pienso mucho en lo que quiero, en mi futuro, en mi camino hacia él, pero no veo los paisajes ni los grandes escenarios alrededor de ese camino.
Tan solo doy un respiro y descanso, y espero poderlo hacer más seguido. No estaba muerto... estaba de parranda!

¿Extra? seeeee:

Banda Colombiana, de Pereira más exactamente. Buena para esos momentos de relax.